HÉROES DE LA VIDA REAL ATIENDEN EN LA CHIQUITANIA

Hace más de tres semanas que un incendio de proporciones catastróficas ha provocado uno de los desastres naturales más grandes que se ha visto en la Amazonía, afectando los espacios naturales de distintos países, entre estos Bolivia.

Es a partir de estas circunstancias que los médicos voluntarios que son parte de las Brigadas Médicas de la Fundación CRE deciden realizar una ardua jornada de atención médica a las familias afectadas por los incendios.

En esta oportunidad los mismos realizaron atenciones en salud a estas familias, poniendo énfasis en los pacientes más vulnerables sobre todo en aquellos que presentaban afecciones respiratorias e infecciones oculares causadas por el humo, entre otros problemas de salud que también fueron atendidos.

A través de una jornada maratónica de fin de semana estos Héroes de la Vida Real realizaron prestaciones médicas a más de 300 personas en las comunidades de Aguas Calientes, Yororobá, Quitunuquiña, San Lorenzo Nuevo, San Lorenzo Viejo, Ipiás, Ramada, Entre Ríos, Buena Vista y San Juan de Chiquitos.

Además de atender a las personas afectadas miembros de las Brigadas Médicas realizaron atenciones a los bomberos voluntarios que se encontraban luchando contra el voraz incendio, así mismo la Fundación CRE realizó donaciones de bidones de agua a estos valientes voluntarios.

«Yo estoy contenta de que en esta oportunidad hayan podido venir a atender a la gente, yo vine con mi bebé porque estaba tosiendo, ahora con los remedios que me dieron espero que se mejore» Laura Macoño, 17 años.

«Gracias a Dios han venido ustedes en esta oportunidad, en los pueblos es difícil conseguir atención médica, las personas se olvidan de nosotros ojalá que Dios le devuelva el doble por la labor que hacen» Carmen Bailaba, 53 años.

Por segunda oportunidad los médicos voluntarios de las Brigadas Médicas de la Fundación CRE se hicieron cita durante un fin de semana completo para atender a las familias afectadas por los incendios de la Chiquitania.

Estos héroes no dudaron en presentarse como voluntarios por segunda vez consecutiva debido a la voracidad de los incendios que continúan afectando a nuestras provincias.

En esta oportunidad los mismos estuvieron realizando atenciones médicas a las familias afectadas por los incendios poniendo énfasis en los niños, sobre todo en aquellos que presentaban afecciones respiratorias e infecciones oculares a causa del humo, sin dejar de lado otros problemas médicos que también afectaban a las familias.

La atención de los médicos voluntarios permitió realizar prestaciones médicas a más de 400 personas pertenecientes a las comunidades de El Carmen, Panorama, Embocada, San Silvestre y Palmarito.

Además de atender a las personas afectadas se coordinaron donaciones con la Fundación Help Je Naaste que fueron entregadas a los bomberos voluntarios que se encontraban luchando contra las llamas, así como a algunas familias de las comunidades.

2020-08-05T20:30:04+00:00febrero 19, 2020|